En muchas ocasiones, al intentar desmontar un mueble o realizar alguna reparación en casa, nos encontramos con la desagradable sorpresa de un tornillo roto. En estos casos, la primera idea que nos viene a la mente es utilizar un taladro para extraerlo, pero ¿qué hacer si no tenemos uno a mano? En este artículo, te mostraremos algunos métodos efectivos para sacar un tornillo roto sin necesidad de usar un taladro. ¡Sigue leyendo para descubrir cómo!

Índice
  1. Consejos expertos para extraer un tornillo roto sin cabeza
  2. 5 formas efectivas de extraer un tornillo sin necesidad de un taladro

Consejos expertos para extraer un tornillo roto sin cabeza

Extraer un tornillo roto sin cabeza puede resultar todo un desafío, pero con los consejos adecuados y las herramientas correctas, es posible lograrlo con éxito.

1. Utiliza un extractor de tornillos:

Los extractores de tornillos están diseñados específicamente para este propósito y pueden facilitar en gran medida el proceso de extracción.

2. Calienta el tornillo:

Aplicar calor al tornillo con un soplete puede aflojarlo y facilitar su extracción. Ten cuidado de no calentar demasiado la zona para evitar daños.

3. Usa una broca de extracción:

Las brocas de extracción son herramientas especialmente diseñadas para extraer tornillos rotos. Utilízalas con precaución para no dañar el material circundante.

4. Perfora alrededor del tornillo:

Si el tornillo está demasiado dañado o corroído, puede ser útil perforar alrededor para debilitar su sujeción y facilitar su extracción.

5. Aplica lubricante:

5. Aplica lubricante:

Antes de intentar extraer el tornillo, aplica un lubricante penetrante para ayudar a aflojarlo y facilitar su extracción.

Leer Más 

Recuerda que la paciencia y la precisión son clave al intentar extraer un tornillo roto sin cabeza. Si en algún momento te sientes frustrado, considera pedir ayuda a un profesional para evitar dañar aún más el material.

¿Tienes algún otro consejo o experiencia para compartir sobre este tema?

5 formas efectivas de extraer un tornillo sin necesidad de un taladro

¿Te has encontrado con un tornillo que no puedes sacar y no tienes un taladro a mano? No te preocupes, existen formas efectivas de extraer un tornillo sin la necesidad de utilizar una herramienta eléctrica. Aquí te presentamos cinco métodos que puedes probar:

1. Utiliza un destornillador de impacto

Un destornillador de impacto es una herramienta manual que cuenta con un mecanismo de golpeo que te ayudará a aflojar el tornillo atascado. Simplemente coloca la punta del destornillador en el tornillo y golpea la parte trasera con un martillo para aflojarlo.

2. Calienta el tornillo

Aplicar calor al tornillo puede expandir el metal y facilitar su extracción. Puedes utilizar un soplete o un secador de pelo para calentar el tornillo antes de intentar sacarlo con un destornillador.

3. Usa un extractor de tornillos

Un extractor de tornillos es una herramienta diseñada específicamente para extraer tornillos dañados o atascados. Simplemente coloca el extractor en el tornillo, gira en sentido contrario a las agujas del reloj y el tornillo debería salir con facilidad.

4. Usa un alicate de punta fina

Si el tornillo sobresale lo suficiente, puedes utilizar un alicate de punta fina para agarrarlo y girarlo en sentido contrario a las agujas del reloj hasta que se afloje lo suficiente como para ser sacado con la mano.

Leer Más 

5. Utiliza un lubricante

5. Utiliza un lubricante

Aplicar un lubricante como aceite penetrante o WD-40 en el tornillo atascado puede ayudar a aflojarlo y facilitar su extracción. Deja actuar el lubricante durante unos minutos antes de intentar sacar el tornillo.

Recuerda siempre tener paciencia y utilizar las herramientas adecuadas para evitar dañar el tornillo o la superficie en la que está colocado. Si ninguno de estos métodos funciona, siempre puedes recurrir a un profesional para que te ayude a extraer el tornillo de manera segura.

¿Conoces alguna otra forma efectiva de extraer un tornillo sin necesidad de un taladro? ¡Comparte tu método en los comentarios!

Siempre es importante tener paciencia y no forzar el tornillo roto, ya que esto puede empeorar la situación. Utiliza las herramientas adecuadas y sigue los pasos con cuidado para evitar dañar la superficie donde se encuentra el tornillo. Recuerda que en ocasiones puede ser necesario acudir a un profesional para que te ayude a resolver el problema. ¡Buena suerte!

Si quieres ver otros artículos similares a puedes visitar la categoría Jurisprudencia o revisar los siguientes artículos

Subir

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información